MusicaMusicaMusic

Musica tradizionale cubana

 

La musica tradizionale cubana costituisce un patrimonio artistico noto e apprezzato a livello mondiale.

Lo stile di vita dei cubani stessi è strettamente legato alla musica che accompagna pressoché tutti i momenti della vita, in forma sia di canto, sia di ballo, sia di esecuzione strumentale.

L’sola di Cuba ha sviluppato un’ampia gamma di stili musicali creoli, basati sulle origini culturali europee e africane. Fin dal XIX secolo è stata molto popolare e ha influenzato tutto il mondo. In un certo senso è la forma musicale più popolare del mondo, dall’introduzione della registrazione. La musica di Cuba, che include strumenti e danze, trae origine dall’Europa e dall’Africa; non rimane nulla delle tradizioni autoctone Indiane, tranne per il tabacco, che per i Taino era una droga rituale. Alcuni nomi rimangono di origine indiana come Guanabacoa, e la stessa Cuba è la contrazione di Cubanacan, che significa dimora-abitazione.

 

Música de Cuba

La música cubana es la expresión de los ritmos traídos a la Isla especialmente por los colonizadores españoles y por los negros esclavos procedentes de África. También, en menor medida, hay una cierta influencia asiática, que puede notarse en el uso de la corneta china en la conga de los carnavales, un hecho que comenzó con la llegada de los primeros inmigrantes chinos a la isla. A partir de 1848 llegaron numerosos culíes chinos a Cuba, llegando a sumar unos 100,000 para 1860.

Según el origen de sus influencias, podríamos hacer una división fundamental entre la música euro-cubana y la afro-cubana, y de una muy extensa derivación de ambas, con sus variadas manifestaciones populares a través de los años y por las cuales la música de Cuba ha sido siempre reconocida a través del mundo y por muchas generaciones.

Cualquier clasificación que se pretenda hacer de la música cubana dependerá más bien del grado de mezcla entre las influencias europeas y africanas que se descubran en ella. Ahora bien, reducirla a esta clasificación sería demasiado simple, pues en realidad la música cubana es el rico y complejo resultado de la fusión creativa de estas dos fuentes, al que se ha adicionado históricamente la influencia de las más diversas culturas y tendencias musicales.

La música tradicional o folclórica cubana se clasifica en el complejo del punto, el complejo de la rumba, el complejo del danzón y el complejo del son. La música tradicional tiene géneros que están también inmersos dentro la música popular, el cual incluye el complejo de la canción, la salsa, el rock y el hip hop.

Hoy día se vive un nuevo boom de la misma, resultado del redescubrimiento, al menos a nivel comercial y de los grandes circuitos de la música, de lo que es un pujante movimiento musical que va desde la denominada salsa, hasta la música electroacústica pasando por el jazz el rock y la música clásica.

Figuras como Beny Moré, Celia Cruz, Miguel Matamoros, Ignacio Piñeiro, Arsenio Rodriguez, Monguito, Miguelito Cuni, Pérez Prado, Félix Chapotín, Bebo Valdés, Compay Segundo, Celina & Reutilio, Ibrahim Ferrer, Silvio Rodríguez, Ernesto Lecuona, Pablo Milanés, Omara Portuondo, César Portillo de la Luz y Chucho Valdés, entre muchos otros, son tal vez muestra de la diversidad y riqueza de esta música, que es considerada por algunos, como una de las fuentes más importantes de la música popular contemporánea.

   

Actualidad de la música joven:

En la música joven que hoy se produce en el país existen dos tendencias importantes dentro de la contemporaneidad, las cuales se mezclan como ejemplo de nuevos procesos transculturatorios. La primera, las tendencias tradicionales, provenientes fundamentalmente del son. Siempre se está haciendo un reclamo a la conservación de  géneros como el cha cha cha, el danzón, el bolero, los cuales vemos dentro del repertorio de muchos músicos contemporáneos. Por tanto, los músicos también transitan por esos géneros.Sin embargo, existen otras sonoridades cuyo origen es foráneo y ha existido una apropiación de las mismas durante muchas décadas en el país.  En el caso del rock, ya llevamos cinco décadas de asimilación en Cuba. Si bien su origen es foráneo, las identidades gestadas aquí a su alrededor pertenecen a nosotros.Los comienzos del siglo XXI, marcaron una diversidad de estilos dentro de la música cubana, fundamentalmente, en la popular. Por ejemplo, tendencias muy marcadas en el campo del hip-hop, sobre todo, en lo que significa el discurso rapero. Tendencias marcadas dentro de lo que fue el regguetón y el auge que venía tomando este género desde los años 90 con todo el desarrollo de la timba y de la  hibridación entre ambos.

Algunas manifestaciones

  • Cha-cha-chá
  • Contradanza
  • Danzón
  • Danzonete
  • Changüí
  • Fílin
  • Guaguancó
  • Guajira
  • Guaracha
  • Mambo
  • Nueva Trova Cubana
  • Pachanga
  • Rumba
  • Salsa
  • Son
  • Timba
  • Trova
  • Rock cubano
  • Cubaton

 

 

Chachachá

El chachachá es un ritmo originario de Cuba creado a partir del danzón por el compositor y violinista habanero Enrique Jorrín en 1953

La influencia del danzón

Los danzones eran interpretados tan solo por instrumentos, mientras que Jorrín le introdujo las voces de los músicos cantando a coro para darle más potencia. Este estilo gustó a los que bailaban, que ahora podían improvisar más e inventaron nuevas figuras. Durante sus primeros años como compositor, Jorrín sólo componía danzones, respetando sus cánones musicales, pero poco a poco fue modificando algunas de sus partes. Estos fragmentos modificados gustaron tanto al público que decidió independizarlos del danzón hasta llegar a lo que él llamó cha-cha-cha.

La charanga

La instrumentación del chachachá originalmente fue tomada del danzón, que en Cuba se toca con una agrupación musical llamada charanga francesa. Ésta consistía en la percusión, el piano, el bajo, la flauta y una sección de cuerdas. El auge del chachachá promovió este tipo de agrupación, que ya estaba perdiendo adeptos. Los grupos más importantes que lo interpretaron fueron la Orquesta Aragón, la Orquesta América, Los Cariñosos y la Orquesta de Enrique Jorrín.

En esos momentos la formación tradicional de la charanga es la que predomina entre las orquestas populares cubanas. En cehegin, Gilberto Valdez forma la primera Charanga de los EE. UU. que serviría de influencia fundamental para las posteriores formaciones; pero en la década de 1970 comenzó a decaer.

Contradanza

La Contradanza es un ritmo rápido de danza, en compás binario, compuesto por varias secciones de 8 compases que se repiten. Tiene su origen en las country dances de Gran Bretaña, país desde donde se extendió al resto de Europa. Alcanzó la máxima popularidad a finales del siglo XVIII, durante la época la que se utilizó en otros géneros escénicos, como la ópera y el ballet.

Entre los compositores de música culta que escribieron obras inspiradas en este ritmo están Wolfgang Amadeus Mozart y Ludwig van Beethoven, con su colección de doce danzas publicadas en 1803, en especial la n.° 7 y la n.° 11, que utiliza al final del ballet Las criaturas de Prometeo (1801). Pese a su marginación por la historiografía musical, de especial importancia fueron las contradanzas en Hispanoamérica a lo largo del siglo XIX, con autores como Manuel Saumell y el continuador de su obra, Ignacio Cervantes, siendo La Habana uno de los centros de difusión de este género más importantes, en parte debido a la expansión por el Caribe, de bailes afroamericanos asimilables como la calenda.

Danzón

Danzón cubano
Orígenes musicales danza criolla
Orígenes culturales Creado por Miguel Failde y Pérez
Instrumentos comunes Cuba: piano,congas,flauta, violín, timbales, güiro,maracas,claves piano, trombón, trompeta.
Popularidad 1900-1940.
Fecha de origen segunda mitad del siglo XIX, Cuba.
Subgéneros
El Danzonete,mambo y el Cha-cha-chá

El Danzon cubano es un ritmo de baile de origen cubano derivado de la danza criolla creado por el compositor matancero Miguel Failde y Pérez en 1879. Forma parte de la música tradicional de Cuba.

El nombre de este género musical no es más que el aumentativo de danza, aquel baile colectivo de figuras. En la segunda mitad del siglo XIX la danza criolla estaba muy de moda; se cristalizó entre fines del siglo XIX y principios del XX. En Cuba se interpreta con mayoría de instrumentos de viento, con , flauta, violines y percusión cubana.

 

Music of Cuba

 

Genres
  • Batá and yuka
  • Bolero
  • Chachachá
  • Changui
  • Charanga
  • Conga
  • Contradanza
  • Danzón
  • Descarga
  • Filín
  • Guajira
  • Guaracha
  • Habanera
  • Jazz
  • Hip hop
  • Mambo
  • Nueva trova
  • Rock
  • Rumba
  • Salsa cubana
  • Son
  • Son montuno
  • Timba
  • Trova

The Caribbean island of Cuba has developed a wide range of creolized musical styles, based on its cultural origins in Europe and Africa. Since the 19th century its music has been hugely popular and influential throughout the world. It has been perhaps the most popular form of world music since the introduction of recording technology.

The music of Cuba, including the instruments and the dances, is mostly of European (Spanish) and African origin. Most forms of the present day are creolized fusions and mixtures of these two sources. Almost nothing remains of the original Indian traditions.

 

 Overview

Large numbers of African slaves and European (mostly Spanish) immigrants came to Cuba and brought their own forms of music to the island. European dances and folk musics included zapateo, fandango, paso doble and retambico. Later, northern European forms like minuet, gavotte, mazurka, contradanza, and the waltz appeared among urban whites. There was also an immigration of Chinese indentured laborers later in the 19th century.

Fernando Ortiz, the first great Cuban folklorist, described Cuba’s musical innovations as arising from the interplay (‘transculturation’) between African slaves settled on large sugar plantations and Spaniards or Canary Islanders who grew tobacco on small farms. The African slaves and their descendants made many percussion instruments and preserved rhythms they had known in their homeland. The most important instruments were the drums, of which there were originally about fifty different types; today only the bongos, congas and batá drums are regularly seen (the timbales are descended from kettle drums in Spanish military bands). Also important are the claves, two short hardwood batons, and the cajón, a wooden box, originally made from crates. Claves are still used often, and cajons (cajones) were used widely during periods when the drum was banned. In addition, there are other percussion instruments in use for African-origin religious ceremonies. Chinese immigrants contributed the corneta china (Chinese cornet), a Chinese reed instrument still played in the comparsas, or carnival groups, of Santiago de Cuba.

The great instrumental contribution of the Spanish was their guitar, but even more important was the tradition of European musical notation and techniques of musical composition. Hernando de la Parra’s archives give some of our earliest available information on Cuban music. He reported instruments including the clarinet, violin and vihuela. There were few professional musicians at the time, and fewer still of their songs survive. One of the earliest is Ma Teodora, by a freed slave, Teodora Gines of Santiago de Cuba, who was famous for her compositions. The piece is said to be similar to ecclesiastic European forms and 16th century folk songs.

Cuban music has its principal roots in Spain and West Africa, but over time has been influenced by diverse genres from different countries. Important among these are France (and its colonies in the Americas), and the United States.

Cuban music has been immensely influential in other countries. It contributed not only to the development of jazz and salsa, but also to the Argentinian tango, Ghanaian high-life, West African Afrobeat, Dominican Bachata and Merengue, Colombian Cumbia and Spanish Nuevo flamenco.

The African beliefs and practices certainly influenced Cuba’s music. Polyrhythmic percussion is an inherent part of African music, as melody is part of European music. Also, in African tradition, percussion is always joined to song and dance, and to a particular social setting. The result of the meeting of European and African cultures is that most Cuban popular music is creolized. This creolization of Cuban life has been happening for a long time, and by the 20th century, elements of African belief, music and dance were well integrated into popular and folk forms.